Artículos

Por qué las empresas de los mercados emergentes deben considerar el comercio internacional

18 de febrero de 2022

Muchos de los beneficios de la transición del comercio nacional al internacional están bien documentados. 

Pero la transición no suele ser sencilla. Los obstáculos más comunes son las diferencias lingüísticas y culturales, las consideraciones legales y financieras locales, el conocimiento inadecuado de los mercados de ultramar, la falta de tiempo, habilidades y conocimientos de gestión, además de los obvios retos logísticos. 

Esto es especialmente complicado para las empresas de los mercados emergentes, que a menudo ya se enfrentan a un panorama nacional, financiero y político inestable. Entonces, ¿cómo pueden sortear con éxito estos retos? 

 

¿Por qué las empresas deben comerciar internacionalmente?

1. Aumento de la exposición

La entrada en los mercados internacionales no sólo ofrece a las empresas la posibilidad de obtener una exposición global de la marca, sino también de ofrecer productos a un mayor número de consumidores.

La expansión a nuevos mercados también permite a las empresas identificar regiones "sin explotar" con menos competidores, donde pueden aprovechar su posición única en el mercado.

2. Rentabilidad

El comercio transfronterizo suele ser más rentable que el nacional. En parte, esto se debe a los mayores volúmenes de ventas, ya que las empresas pueden aprovechar las economías de escala.

Sin embargo, las empresas también pueden formar alianzas estratégicas con empresas internacionales para facilitar la reducción de costes, mejorar la eficiencia y diversificar los materiales y productos. Además, existe la posibilidad de reducir los costes operativos y aumentar los precios.

La expansión internacional también permite a las empresas mitigar los riesgos financieros asociados a la actividad en un único mercado, como el riesgo de tipo de cambio y las caídas de la economía nacional.

3. Apoyo financiero

Las empresas nacionales que deseen expandirse internacionalmente pueden aprovechar el apoyo que ofrecen los gobiernos y los proveedores de financiación. Esto puede incluir programas nacionales de promoción de las exportaciones o incluso simplemente zonas de libre comercio (donde pueden producir, importar y exportar bienes en determinadas regiones sin pagar impuestos de aduana o IVA).

Del mismo modo, los especialistas en financiación transfronteriza, como Stenn, pueden proporcionar liquidez a aquellas empresas rechazadas por los bancos. 

Por ejemplo, un fabricante chino trabajó con Stenn para financiar sus facturas de pago a 90 días. La empresa pudo entonces fabricar y entregar productos a los compradores del desarrollado mercado norteamericano. Stenn también ha trabajado con proveedores, exportadores e importadores en mercados en desarrollo, como India y Perú.

4. Superar los retos existentes

La entrada en nuevos mercados también representa una oportunidad para superar retos nacionales más amplios, como la brecha digital que afecta a más de la mitad de los hogares latinoamericanos y que plantea dificultades a las empresas a la hora de formar una mano de obra productiva y con conocimientos tecnológicos.

 

Consideraciones clave antes del comercio transfronterizo

Antes de dar el paso, es importante entender los posibles retos del comercio transfronterizo. Estos pueden ser:

  • Falta de apoyo en materia de financiación, subvenciones y préstamos por parte del gobierno, especialmente durante las temporadas difíciles.
  • Las empresas ya están navegando por una economía nacional turbulenta y no quieren exponerse a más riesgos.
  • Desafíos culturales - incluyendo choques lingüísticos, consideraciones de comunicación y etiqueta, además de normas y reglamentos legales.
  • La corrupción, que provoca desconfianza en determinados mercados y que acaba traduciéndose en pérdidas económicas. Esto es especialmente notorio en los mercados latinoamericanos.
  • Aranceles -o subidas inesperadas de aranceles- como en 2019, cuando Estados Unidos retiró repentinamente las exenciones fiscales de la Sección 232 concedidas a los mercados latinoamericanos, Brasil y Argentina, sobre sus importaciones de acero.
  • Guerras comerciales - por ejemplo, la de EEUU con China, introduciendo mayores aranceles y barreras comerciales. Inmediatamente después de estas escaladas de la guerra comercial, las acciones de los mercados emergentes se desplomaron más de un 8%.

Sin embargo, las empresas conscientes de estos retos pueden prepararse contra sus efectos. Esta preparación incluye seguir siendo ágiles en cuanto a las cadenas de suministro e identificar medidas de contingencia, como la digitalización de elementos de la cadena de suministro para facilitar el ahorro de costes o el cambio de proveedores para evitar barreras comerciales específicas.

También se aconseja a quienes se encuentran en mercados emergentes que se asocien con agencias locales o especialistas en sus nuevos mercados. Esto puede incluir trabajar con expertos en marketing o traductores locales, o incluso con organismos de comercio internacional y cámaras de comercio, que apoyan el comercio en regiones específicas.

Y quienes superen con éxito estos obstáculos verán beneficios que van más allá de su propio negocio: mejorarán el flujo de dinero y capital, impulsarán la accesibilidad en tecnologías clave, reducirán la pobreza y, en general, mejorarán la calidad de vida de la comunidad en general. 


Comercio transfronterizo con Stenn

El mayor obstáculo para el comercio internacional es la demanda financiera que impone. Trabajar con nuevos proveedores suele suponer el aplazamiento de los pagos, y es un coste que muchas empresas de mercados inestables simplemente no pueden asumir. Aquí es donde entra Stenn, apoyando el comercio transfronterizo mediante:

  • ​​Ofreciendo programas especiales en mercados emergentes como Argentina, Vietnam y México, proporcionando financiación a las empresas que la necesitan.
  • Apoyar a las empresas que reciben una ayuda mínima de los gobiernos y los financiadores locales. Las investigaciones sugieren que la financiación rechazada en los mercados emergentes de América del Sur, Asia y África asciende a unos 1,5 billones de dólares, con 350.000 millones de dólares sólo en América Latina.
  • Ofrecer límites de financiación más elevados: de 10.000 a 10 millones de dólares.
  • Ofrecer un servicio más rápido y sencillo que el de los bancos: el proceso de solicitud es totalmente online y sólo requiere la firma de dos documentos.
  • Ofrecer liquidez inmediata -en un plazo de 48 horas desde la firma de los documentos- con plazos de pago de hasta 180 días, lo que resulta especialmente atractivo a la hora de afrontar diferentes plazos de facturación.
  • Proporcionar financiación sin recurso, por lo que los solicitantes no necesitan pignorar ninguna garantía y no serán responsables si el cliente no paga.

Solicitar financiación es sencillo con Stenn. Para saber cómo podemos ayudarle a pasar del comercio nacional al internacional, póngase en contacto con nuestro equipo hoy mismo.

 

Artículos relacionados:

> Financiamiento de la cadena de suministro: cómo ganar dinero utilizando tu red de contactos

> Las Pymes en Latam se benefician de una financiación de hasta 10 millones de dólares

> El comercio de la carne en Argentina: Calidad superior

> Nuevo programa de financiamiento para fabricantes mexicanos de muebles

 

¿Te interesa recibir más noticias acerca de la industria?
¡Síguenos en LinkedInFacebook, Twitter y YouTube!